miércoles, 17 de marzo de 2010

Cokies golosas


Estas son las galletas que prometí hacer con la masa que me sobro de las rosquillas golosas.
La tenia congelada, y fue muy fácil  trabajarla, solo tuve que dejar descongelar , estirar con el rodillo , darles forma con un cortapastas, un poco de azúcar normal por encima y horno hasta que se pusieron así de doraditas.

Salieron riquísimas, no se si por los días de reposo de la masa, o por que  tenían que ser buenas ya de primeras, la cuestión es que duraron un plis.

2 comentarios:

Marhya dijo...

Tienen una pinta buenísima, Marta. Qué buena idea tuviste de congelar la masa.
Besos.

Nenúfar dijo...

La verdad es que dan muchas ganas de comerselas!